Laura García Tuñón

Jornada de debate sobre el Hábitat Popular

En el marco del debate presupuestario para la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la Dirección de Coordinación Comunitaria de la Legislatura porteña, a cargo de Laura García Tuñón, y la Dirección de Hábitat de la CTA Autónoma Capital, realizaron este viernes 16 de octubre una jornada de debate sobre el Hábitat Popular.

Un día antes de que se cumpla un nuevo aniversario del “Día de la Lealtad” peronista, el Salón Presidente Perón de la Legislatura porteña fue copado por los que en otros años fueron llamados “cabecitas negras”, que hoy siguen pelando por aquella justicia social.

Participaron organizaciones sociales de larga trayectoria y militancia en el campo de lo habitacional, como elMovimiento Territorial Liberación (MTL- CTA); Movimiento de Ocupantes e Inquilinos (MOI-CTA) de Capital, San Martín- provincia de Buenos Aires-, Tierra del Fuego, Rosario y Santa Fé; el Comedor Los Pibes (CTEP) y su cooperativa Covilpi; cooperativas como Camino de los Perseverantes (de Camino de los Libres); Luz y Progreso; Cooperativa Argentina Puede, de Blanquita, histórica luchadora de la EX AU 3 y la Cooperativa Desde el Pie.

Estuvieron presentes, José “Pepe” Peralta, Secretario General de la CTA Capital; Lito Borello, Coordinador Nacional de la Organización Social y Política “Los Pibes”; Néstor Jeifetz, Secretario de Vivienda y Hábitat Popular de la CTA; Carmen Marisol Cirano, dirigente de la Cooperativa de Construcción de Viviendas referente del MTL; la legisladora mandato cumplido Rocío Sánchez Andía de la CC-ARI; Juliana Bossio, joven asesora en temas de vivienda del diputado Marcelo Ramal del FIT y Eduardo Jozami, ex presidente de la Comisión de la Vivienda de la Ciudad e impulsor de la Ley 341; entre otros asistentes, Facundo Di Fillipo, Julio Macera y Fernando Cardozo, de la conducción de CTA Capital.

Laura García Tuñón, Directora de Coordinación Comunitaria de la Legislatura, dio marco a este encuentro al explicar que “éste es el sexto año consecutivo que, cuando llega el momento de discutir el Presupuesto de la Ciudad, nos reunimos con diferentes organizaciones sociales que trabajan el tema de vivienda para discutir qué Presupuesto. Debatimos sobre qué queremos desde las organizaciones y también desde los distintos espacios políticos. Hoy hay dos paneles, uno de organizaciones que trabajan desde hace muchos años en la ciudad con el tema de vivienda, en especial con las cooperativas, y el otro, un panel con referentes políticos para que también nos den su visión y su parecer. La idea es ver de qué manera podemos conseguir mayor presupuesto para darle no sólo impulso a la ley 341, que es una herramienta de construcción de viviendas a través de las cooperativas, para que las distintas organizaciones puedan construir sus viviendas, con presupuesto de la Ciudad. Porque sabemos que las hacen de mejor calidad y mucho más baratas que las que hacen las empresas y los distintos gobiernos, tanto el nacional como el de la ciudad. Nuevamente nos estamos juntando y también estamos peleando, no sólo acá adentro sino en cada uno de los territorios por tener vivienda digna para todos”.

“Pepe” Peralta, Secretario General de la CTA Capital, puntualizó que “nosotros creemos que la problemática de la vivienda en la ciudad no es un tema solamente de necesidad, tanto del que no tiene vivienda como de los inquilinos, sino que es un sistema de vida, por la ciudad que queremos y la que aspiramos, y que el sistema Capitalista, que muy bien representa el Macrismo, lo utiliza para el mercado inmobiliario. Entonces, para nosotros no es un tema aislado, menor, sino que implica toda la temática que vuelca la CTA en una forma distinta de vida, con el tema de Hábitat como el principal –en esta ciudad sobre todo-, que no aumenta la cantidad de pobladores pero sí ha aumentado en la última década la cantidad de inquilinos y de alquileres en villas, que es lo que marca entonces, que el resto de la población habitacional está siendo utilizada para un negocio inmobiliario extraordinario”.

Por su parte, Néstor Jeifetz, del MOI, indicó que “el planteo es la profundización de la Ley 341, y fundamental y estratégicamente su nacionalización. La importancia de que esto ocurra tiene que ver con que la autogestión es una concepción no empresarial, por no decir antiempresarial. Es la capacidad de producir hábitat como bien de uso, no como mercancía, no como lucro. Además lo hacemos en procesos y concepciones que no son asistenciales ni delegativas. La autogestión es esencialmente participativa, de involucramiento de la gente como sujeto central de la materialización de su propio hábitat. Es una línea que produce a un costo mucho menor que la producción empresarial, porque además de la producción sin lucro, hay un aporte de ayuda mutua del grupo familiar, que cubre la mano de obra peón, y eso también tiene un significado económico, amén de que tiene un significado de involucramiento real. Para nosotros en una línea estratégica y Anticapitalista que hay que impulsar para construir otra perspectiva política y cultural”.

Carmen Marisol Cirano, del MTL-CTA en su intervención declaró: “En este momento tenemos obras que deberían durar 36 meses y por las políticas del IVC y de este gobierno tardan 7, 8, 9 años. Además, los beneficiarios tiene muchas veces que financiar de forma autogestiva casi el 40% de muchas construcciones, cuando son parte de los sectores más empobrecidos y por eso son parte de una política de derechos de la ciudad”.

Quien también estuvo presente fue Lito Borello, Coordinador Nacional de la Organización Social y Política “Los Pibes”, quien dijo que la pelea por cambiar los paradigmas de la vivienda y el hábitat en la ciudad de Buenos Aires “sin duda es una lucha difícil porque es política, de intereses. El problema no es que falte espacio o que no tengamos diseños constructivos que hagan posible la vivienda y el hábitat popular. Tiene que ver con una gran disputa política, con un modelo que excluye, con un Capitalismo que a nivel mundial sigue expulsando con la política del descarte y a decir del propio Papa Francisco, un sistema que no da más”.

Rocío Sánchez Andía, legisladora (MC), expuso datos más que alarmantes, ya que “la situación en la ciudad es crítica, existen 750 mil personas en emergencia habitacional, y es cada vez más difícil vivir en la ciudad de Buenos Aires. Se masifica el alquiler, y la propiedad hoy sube porque el suelo está en manos del mercado con la especulación inmobiliaria. Entonces, la población que está en emergencia sufre cada vez más la posibilidad de tener que irse de la ciudad de Buenos Aires. Es expulsada y los trabajadores que también quieren o pueden intentar llegar a un crédito, lo piden, y desde la banca pública, como el Banco Ciudad, el Hipotecario o el Nación, por ejemplo, -ni obviamente la banca privada porque sigue en esa especulación inmobiliaria- se le imponen requisitos casi imposibles de alcanzar”.

Eduardo Jozami, contó sobre su experiencia en el pasado Concejo Deliberante de la Ciudad, cuando en tiempos de Grosso fue presidente de la Comisión de la Vivienda. “Desde aquellos años se sentaron las bases para construir ´la ciudad de los negocios´, se comenzó a planificar esta ciudad del negocio inmobiliario y se estableció esta lógica de que el Estado tenía que ser garante de los negocios”.

En cuanto a las perspectivas sobre el futuro inmediato, si bien se coincidió en que momentos difíciles se avecinan, tanto “Pepe” Peralta como Lito Borello, Juliana Bossio y Rocío Sánchez Andía expresaron, cada uno a su manera, los lineamientos a seguir para impedir que esta situación se perpetúe en la ciudad: “La manera de oponerse a todo esto es precisamente de la forma en la que lo estamos haciendo hoy acá en la Legislatura: es abrir el tema, ponerlo en debate, invitar a distintas organizaciones, las que están en la Central y los que no lo están también, porque esto no va a haber un gobierno o una tendencia política que lo garantice y que realmente vea la problemática con los ojos que los vemos nosotros, que es base a la necesidad de los trabajadores sino que somos justamente, los trabajadores, los que tenemos la obligación y la responsabilidad de instalar el tema, ponerlo en debate y que en algún momento se solucionen estos temas con una participación activa y no esperando que algún grupo económico o político resuelva la vida por nosotros”, sostuvo Peralta.

A su turno, Borello aseguró que “tenemos que construir una fuerza, una capacidad, una correlación de fuerzas que tiene que ver con los movimientos populares. La unidad, organización y la lucha de los movimientos populares, crear una situación de fuerza constituyente para después poder ir por una institucionalidad a favor de los sectores populares. No va a haber manera d ir contra el poder fáctico de hecho si los movimientos populares no jugamos un papel protagónico en la organización, en la lucha y en la pelea por los espacios institucionales”.

Juliana Bossio, asesora del legislador Marcelo Ramal, resaltó lo “paradigmático de estar discutiendo este eje en el mismo salón en donde todos los lunes sesiona la comisión de vivienda de la legislatura, y es en donde se permite con total impunidad la sub-ejecución del presupuesto de esa área y la falta de cumplimiento de leyes imprescindibles como la 341 y las que deberían cumplir con la urbanización de villas”.

Sánchez Andía expuso la importancia de este tipo de encuentros: “Sí me parece saludable, por ejemplo, este tipo de reuniones en donde nos juntamos y empezamos a pensar que formas no ya de resistir sino de plantear soluciones, porque ahí también está nuestra posibilidad. Las organizaciones sociales, los partidos políticos, los distintos actores que hoy se pueden unir para pelear por el derecho a la vivienda, que se junten y pensemos juntos algún tipo de camino común, es muy saludable para mí, así que más allá de la perspectiva política de gestión que se viene para la Ciudad y la Nación, vemos que seguimos pensando juntos que es lo que podemos hacer”.

Para finalizar García Tuñón declaró: “Este encuentro sirve para seguir demostrando que es posible tener una política de vivienda que solucione el déficit habitacional y por eso van a seguir estas organizaciones y muchas más siendo parte de la lucha para que se cumplan sus derechos por la vivienda digna”.

Deja un comentario