Laura García Tuñón

La educación como espacio de autonomía

Laura García Tuñón expuso en el V Encuentro Educación de Adultos, organizado por la Universidad Nacional de Luján y la Red de Investigadores y Organizaciones Sociales de Latinoamérica (RIOSAL – CLACSO), donde presentó la investigación “Movimientos sociales y educación. Prácticas educativas populares”, realizada como parte de las acciones que coordina desde la Dirección de Coordinación Comunitaria de la Legislatura Porteña. La investigación que realizaron junto a la profesora Maria Esther Basualdo, se propuso sistematizar algunas trayectorias educativas en el ámbito de los bachilleratos populares de la Ciudad de Buenos Aires, a partir de los aportes de la Educación Popular y de la pedagogía crítica, para analizar sus prácticas en relación a la producción de conocimiento.

“La sistematización de las prácticas es una herramienta clave en la construcción y apropiación del empoderamiento que produce el saber y conocer de las organizaciones populares. Los Bachilleratos Populares toman para si esta construcción de conocimiento como proceso colectivo y acción política. Reafirman, que los sujetos de estas prácticas se empoderan en una praxis, en la búsqueda de construir sociedades desde otro lugar”, definió en su intervención García Tuñón.

Por su parte, Basualdo hizo hincapié en la necesidad de “plantear como premisa el lograr el acceso, permanencia y egreso de los jóvenes y adultos con un sentido emancipador. Promoviendo el lugar de la autonomía, la curiosidad, la incorporación del error y el correrse del lugar del no aprender. Se trata de de que los estudiantes confíen en que son portadores de saberes y que `pueden´ seguir aprendiendo, y de promover espacios solidarios de aprendizaje entre los mismos estudiantes, fortaleciendo entramados para sostener la escolaridad y valorizar la diversidad en la construcción de conocimiento.”

El evento, titulado “Hacia la construcción de alternativas en la educación de adultos”, planteaba como objetivo “continuar promoviendo el intercambio y el debate sobre la situación actual y los antecedentes históricos -con sus logros, problemas, obstáculos- de la Educación de Jóvenes y Adultos tanto en nuestro país como en el resto de América Latina.”

En ese sentido, se presentaron diversas ponencias y experiencias organizadas en torno a cuatro mesas: Educación de adultos en el sistema formal; Educación de adultos y movimientos sociales; Educación de adultos y el mundo del trabajo; El sujeto de la educación de adultos contó con la participación de algunos exponentes.

El cierre estuvo a cargo de dos referentes de nuestra América Latina, el profesor brasilero Carlos Rodríguez Brandao y el argentino Orlando “Nano” Balbo. Por un lado, Brandao sostuvo el carácter no compensatorio de la educación de jóvenes y adultos, sino “como reparación de justicia sobre derechos vulnerados” y recalcó que la “labor del maestro y del educador no es enseñar, ni traer lo que el otro no tiene, sino, dialogar con los saberes de los estudiantes”.

Por el otro, “Nano” Balbo definió la educación como acción y la acción como fuente de conocimiento, de saber y de poder. Y concluyó como desafio: “Cuando discuto sobre educación, discuto el modelo de país y de sociedad. El capitalismo necesita de una escuela disciplinadora y de control, y de la mano de la tecnología propone como solución a la crisis educativa, la formación de alumnos consumidores y no de ciudadanos. ¿Nosotros… que proponemos?”.

Deja un comentario